Happy Girl – Photo 10/52 Weeks

Esta semana le ha tocado el turno a Marijo, como suelo hacer siempre, intento que la gente se implique un poco con la foto y les pido que sean ellos los que decidan que tipo de foto quieren hacerse, con algo que se sienta identificados o simplemente una foto que tenían en mente y por una cosa o por otra nunca se la han terminado haciendo.

 

Marijo se casa a finales de Junio y Juanma y un servidor seremos sus fotógrafos!! quería una foto natural, que fuera ella sin mas, nada de maquillajes exagerados ni cosas por el estilo, de esta manera seria una primera toma de contacto conmigo para ir perdiendo el miedo a la cámara, pero esta no será la única vez que se ponga delante de mi objetivo, antes Juanma y yo quedaremos con Marijo y Josu de nuevo para hacer la sesión de fotos de la Preboda, para nosotros es algo que creemos que se debe de hacer siempre antes de una boda, para romper el hielo, conocer a los novios, que ellos te conozcan a ti, conocer un poco sus gustos… cuanto mas empatices  con los novios mejor saldrán las fotos.

 

 

Esta vez me acompaño Mikel a la sesión, Mikel es vecino mío de toda la vida de cuando vivía con mis padres, hace poco se compró una cámara reflex y  posterior estuvo en un curso intensivo de 1 dia en Bilbao para aprender algunas cosillas, pero claro, en un día dificilmente se pueden aprender muchas cosas. Hace unas semanas me pidió poder acompañarme a alguna sesión para seguir aprendiendo y practicar un poco.

 

Nos fuimos a Bilbao, al parque de Doña Casilda, Domingo, buen tiempo, 5 de la tarde… como os podreis imaginar estaba lleno de gente por todos lados!! la verdad es que al principio nos daba un poco de vergüenza ponernos a hacer fotos con tanta gente alrededor, pero poco tiempo duro esa vergüenza la verdad, mas o menos el mismo tiempo que tardo el sol en esconderse, grave error, solo tuvimos unos 25min de sol, que rápido se esconde en ese parque…

 

En teoria una de esas fotos de sol iba a ser la foto para el 52 Weeks, pero esa era la teoría, según volvíamos hacia el coche nos ibamos parando en cada rincón interesante que encontrábamos, como ya no habÍa apenas luz, al amigo Mikel le tocaba hacer de ayudante y sujetar el trípode con el beauty dish, estabamos en la zona del Guggenheim  y hasta dos veces nos vinieron un par de cuadrillas de niños y niñas a preguntar si era una modelo famosa, en que revista iban a salir las fotos… jaja, la verdad es que mucha gente se quedaba mirando, pero aun así Marijo no se puso nerviosa en ningún momento  y se le vió muy metida en el papel, como si estuviéramos solos, estuvo perfecta.

 

Cualquier luz que nos encontrábamos por el camino era utilizada como luz principal,tal y como podéis ver en la foto de aquí arriba, idea de Mikel eso si, buen ojo!! pero tampoco fue esta la foto elegida, un poco mas adelante, prácticamente en la puerta del Guggenheim había unas farolas  de estas que la luz esta enfocada hacia arriba y rebota en una chapa de color blanco para reflejar la luz hacia el suelo, como debe ser, no como esas farolas que tenemos en muchos pueblos y la luz se “escapa” hacia el cielo, poca cabeza…

 

Le dije a Marijo que se sentara en el suelo para la foto, la luz venia de arriba, con lo que la cara no iba a quedar bien iluminada lógicamente, pero para eso llevamos un reflector, un reflector te salva de mil apuros y consigues sacar luz con el de donde no la hay, tan solo había que poner el reflector en el suelo y la cara de Marijo ahora si, quedaría perfectamente iluminada, elegí esta foto por lo natural que se le ve a ella, y es que Mikel, que es el que estaba sujetando el reflector le hizo reír y justo aproveché ese momento para disparar, nada mas ver la foto en la pantalla de la cámara supe que esa seria la foto elegida, y así ha sido.